viernes, 23 de abril de 2010

El lugar donde guardamos aquello que no vemos pero sigue ahí...


El psicoanálisis rompe con la idea de un individuo que se propone un objetivo y se prepara para cumplirlo (como otros postulados sostienen).
El Psicoanálisis plantea la noción de un “sujeto” como sujetado a una estructura que lo preexiste, se basa en la idea de estructura, de cómo un sujeto es determinado por la relación con los demás, de cómo esta relación constituye una verdadera matriz que marca diferentes modos de comportarse basadas en esos rasgos estructurales.
En este sentido, poco importa un síntoma puntualizado, no sirve de nada proponerse corregirlo por sí solo, aisladamente, por que un síntoma es un anudamiento significante que dice mucho más de lo que aparentemente dice.
La sensación de autonomía de una persona ya no resulta confiable, su mismidad engaña al ser... autoengaña, cuantas veces se terminan realizando acciones que no coinciden con lo que la persona quisiera realizar?
Tomar el síntoma como el problema mismo de la cuestión es como darle consistencia a aquello que deforma y engaña, aumenta el engaño... Tomar al síntoma como el problema en sí mismo es quitarle la posibilidad de elección a la persona y es la anulación progresiva del sujeto como tal.

Cuanto dura un psicoanálisis ?... No más de lo que puede durar el sufrimiento...

Podes consultarme aquí ante cualquier duda... o angustia...

El Atico